domingo, 18 de mayo de 2014

Lactancia, hasta que no lo vives....

 No me resisto a subir al blog estas dos viñetas sobre la lactancia que he visto en redes sociales, es que da igual lo que te digan, hasta que no lo vive una, no se lo cree.


Maitena

miércoles, 14 de mayo de 2014

Premio Liebster para el blog. ¡Muchas Gracias!

Después de un mes y medio de actividad frenética, aprendizaje y acoplamiento mutuo del retoño y sus papás primerizos, anoche, cuando todos dormían (incluso el gato) logré sacar un momento de relax para poder escribir y retomar el blog un poco olvidado estas semanas de ajetreo y me encontré con una grata sorpresa: Buscando a Náyade ha recibido un premio Liebster,  que me ha hecho mucha ilusión. Mil gracias Supermamá por darnos este premio y con él la oportunidad de conocerte a ti y a otras mamás bloggers con muchas cosas que compartir.


Contesto a las preguntas que me lanzas:

1.- Defínete a ti mism@ en 2 palabras.
Comprometida y soñadora.

2.- Define tu blog con un titular.
Un rincón donde expresarme y compartir.

3.- ¿Eres más de los métodos naturales e instintivos o del doctor Estivill?
Me considero 100% de métodos naturales, muy alejada de escuelas, teorías y sobre todo de fundamentalismos, sigo mi intuición.  

4.- ¿Qué quieres transmitir con tu blog?
En realidad es una forma de desahogarme y de hacer algo que me encanta desde que tengo uso de razón: ¡Escribir! Además quiero compartir experiencias y conocimientos que a mi me han resultado útiles o considero importantes. Soy muy fan de los blogs, sean de maternidad, cocina, estética, ecología, manualidades, etc... He aprendido muchísimo gracias a bloggers que relataban sus vivencias  y me siento en deuda, es mi manera de agradecérselo y de contribuir con mi granito de arena a esta gran tribu de mujeres en red.

5.- ¿Cuántos hijos quisieras tener?
Ummm, mientras estaba de parto juré y perjuré que 'una y no más'. Después de mes y medio disfrutando de mi maravilloso bebé y de la alegría que ha traído a toda la familia, reconozco que no me importaría repetir. ¿Uno más?

6.- Un consejo/experiencia propia que consideres importante como madre/padre.
Disfrutar cada instante con tu hijo, vivir cada sonrisa, cada sonido o gesto nuevo, incluso cuando lloran continuamente reclamando nuestra atención, cuando tengan 15 años no querrán saber nada de nosotros.

7.- ¿Qué es lo que más destacarías de la maternidad?
El amor infinito y la felicidad que despierta alguien tan chiquitín.

8.- ¿Qué te parece que cada vez la lactancia materna se alargue más para los bebés?
No creo que haya un tiempo ideal de lactancia, me parece que el adecuado es aquel que cada mujer  determina como correcto para ella y su bebé. Alargarlo es estupendo siempre que mamá e hijo estén cómodos con la situación.

9.- ¿Qué tipo de blogs maternos te interesan más los de moda o los de experiencias/consejos?
Los de experiencias y consejos aunque como he dicho soy muy fan de todos los blogs.

10.-¿Qué opinas de la revolución madres-bloggers?
¡Me encanta! Es una muestra más del poder de las mujeres, movemos montañas. 

11.-¿Te imaginas siendo abuel@?
Me encantaría ser abuela, sobre todo después de ver lo felices que están mis padres con su nieto.

Ahora me toca a mi dar el premio a otros blogs que me han encantado. Algunos veo que tienen ya esta distinción, pero ahí va otra, creo que se pueden sumar unas cuantas y creo que la merecen.


Ahi van las preguntas para vosotros:

1. ¿Qué es lo mejor de tener un blog?
2. ¿A qué crees que se debe el exitazo de las madres blogger?
3. ¿Eras ya aficionada a los blogs antes de ser mamá?
4. ¿Cómo te organizas para escribir en el blog, cuál es tu momento?
5. Un consejo para alguien que se inicia en el mundo blogger
6. ¿Crees que ahora en los empleos se respeta la conciliación trabajo -familia?
7. ¿Cuál es tu mejor momento del día?
8. ¿Qué es lo que más te gusta de ser mamá?
9. ¿Y lo que más te cuesta?
10. Si volvieras a ser mamá, ¿Que repetirías de la experiencia anterior?
11. ¿Qué no repetirías?

jueves, 8 de mayo de 2014

Mi pequeño gran maestro

A su mes y medio de vida a Alejandro le cuesta abrir los ojos por la mañana, estira los brazos, patalea un poco, mueve la cabeza de un lado a otro y bosteza con su boquita diminuta antes de que sus ojazos azules se abran. A veces abre primero uno y luego seguido el otro y entonces cuando lo ha logrado fija su mirada en su padre o en mí y nos dedica la sonrisa más dulce del mundo, una de esas que te llega al corazón e incluso traspasa el alma. Así  nos da los buenos días todas las mañanas. Supongo que es su manera de decirnos que está feliz de vernos, que se alegra de que estemos allí con él y de compartir juntos esos primeros momentos del día.

Mi hijo me ha enseñado una valiosa lección. Quiero despertarme cada día como él, despacito, poco a poco desperezarme sin prisa, acostumbrarme al movimiento y a la luz del sol y entonces abrir los ojos y sonreír como si me fuera la vida en ello, sonreír por las cosas buenas y bellas que hay en mi vida, por las personas maravillosas que tengo a mi lado ayudándome en estos días de pañales y chupetes, por los rayos de sol en mi cara, por ese café humeante con tostadas que me espera, por esa ducha calentita, por la rosa mosqueta y por esos pequeños milagros que se suceden cada día. 

Siempre hay un motivo para sonreír. Vivamos la vida con esos ojos de asombro, como si fuera la primera vez que vemos el mundo o como si fuera la última. Gracias mi pequeño gran maestro por tu sabiduría.