domingo, 22 de junio de 2014

La tribu de madres bloggers

La maternidad es única, especial, inimaginable, trepidante, cansada, desconcertante, un cóctel tremendo de sentimientos y emociones que estamos deseando expresar, sacar a la superficie, compartir con otras mujeres que ahora atraviesan el mismo camino y que por ello nos comprenden y apoyan. Estoy segura de que en esto consiste el éxito de las mamás bloggers. Al final Internet ha llenado el vacío de la desaparecida y ancestral tribu de mujeres que arropaba y ayudaba a la mujer embarazada, a la parturienta y puérpera en ese momento tremendamente mágico de su vida.


lunes, 16 de junio de 2014

Tu llegada al mundo, la viví así

Sueño, desvelo, de pronto dolor intenso, cuatro patas, salto de la cama. ¿Será?
¡Hay sangre! será, será...? Muy fuerte, demasiado profundo, ¡Es!
'Futuro papá, necesito un abrazo'
Ducha, agua caliente cayendo por mi tripa redonda una última vez. 
Va muy rápido, empiezan las prisas.
Papeles, tarjetas, la bolsa blanca de Tuc Tuc con tu ropita.

Salimos de casa, ascensor, cóctel de nervios, ilusión, susto y alegría.
Coche, otra contracción fuerte, otro abrazo, el vigilante nocturno nos saluda.
Una hora de parto, el reloj digital del Focus me alerta: contracciones cada 3 minutos
Estamos solos en la oscuridad, sólo un coche de policía rompe el silencio de Av. de Andalucía. Llegamos al hospital, ¡Aquí estamos! Cuantas veces imaginé este momento los últimos meses. La entrada de la maternidad está llena de gente matando los nervios a base de caladas, me mirán, intento bajar del coche con dignidad, el último arranque de ego de esa noche.